Skate o longboard, ¿qué elegir?

Skate o longboard, ¿qué elegir?

Nov 25 , 2021

0 Comentarios

Partner Allio

Trucos y dinamismo frente a comodidad  y mucha estabilidad a la hora de callejear. Así te podría diferenciar, de una forma muy básica, las dos diferencias más grandes que hay entre los skates y los longboard, al menos de los tradicionales.

Cuando hablamos de skates eléctricos y longboards que también cuentan con un motor que se encarga de propulsarnos, estas diferencias pueden quedar atrás. Quien tiene un skate eléctrico no busca hacer trucos, de la misma forma que toda la electrónica acoplada a la tabla hace prácticamente imposible hacer trucos con ella. Entonces, ¿por qué existen los skates eléctricos? ¿No escogería todo el mundo un longboard? Pues no. Cada uno de ellos tiene sus cualidades que los pueden hacer más llamativos para uno u otro tipo de persona.

¿No sabes cuál de los dos elegir? Ambos tienen aspectos muy interesantes y pueden ser tu próximo medio de transporte respetable con el medio ambiente. Montar en ellos es tan sencillo como subirse en un patinete tradicional con la libertad de que puedes controlar con tu mano la velocidad a la que te desplazas y los frenos. Vamos a hablar un poco de ellos, quizás aclares algunas de tus dudas con este artículo y puedas escoger el tipo de tabla que más se adapte a lo que necesitas.

Skate: Comodidad de transporte, dinamismo y ligereza

Puedes encontrar tablas de longboard ‘pequeñas’ aunque lo más común es que los monopatines más pequeños sean skates. ¿Por qué escogería un skate antes que un longboard eléctrico? Hay muchas razones por las que una persona preferiría una tabla más pequeña. Es más difícil controlar a la hora de girar, debido a su tamaño, aunque se puede ajustar la rigidez de los ejes para que no se desplace la tabla al más mínimo movimiento.

¿Tienes poco espacio dónde dejar tu tabla? Otra de las razones por las que un monopatín eléctrico es una buena opción es su tamaño. Las tablas de skate son mucho más pequeñas que los longboards (como su nombre indica, son ‘largos’). Su tamaño reducido te va a permitir guardarla en cualquier sitio. También este tamaño contenido permite moverse entre obstáculos más fácilmente que con una tabla grande, y es que en muchas ocasiones no puedes esquivar algunos objetos o personas en tu camino a no ser que te pares por completo.

Claro que su agilidad de movimiento y el peso tan contenido que deriva de ello tiene puntos negativos. El más importante a tener en cuenta es el de la batería. Tener una tabla con un tamaño tan pequeño no permite instalar una batería muy grande por lo que la autonomía no va a ser demasiada.

Si estás buscando una tabla pequeña, que se mueva rápido y con hasta 8 kilómetros de autonomía para moverte por la ciudad, ¿por qué no le echas un vistazo a nuestro skate eléctrico M1 Lite?

Longboard: Estabilidad para largas salidas

Grandes o ‘pequeños’, los longboard eléctricos están pensados para hacer recorridos relativamente grandes. Las dimensiones de estas tablas te pueden llegar a ofrecer una estabilidad increíble y, al igual que sucede con los skates, se puede encontrar una batería acorde al tamaño que tenga el monopatín.

Sin duda alguna un longboard es perfecto para aquellas personas que están comenzando a montar en tabla. Son muy fáciles de manejar y es imposible caerse de ellos (pero siempre deberás llevar tu casco para proteger tu cabeza, tanto para cumplir con la ley como para prevenir en caso de que pueda pasar cualquier cosa).

¿Puedes moverte libremente con el longboard? ¡Por supuesto! Ir montado sobre la tabla es tan sencillo como darle al botón del mando para acelerar y girar ligeramente con las piernas para doblar. El tamaño afectará en qué tan sencillo sea o no girar la tabla. Las tablas más grandes permiten alcanzar mayor velocidad, las usan especialmente las personas que hacen descenso. En el caso de querer moverse fácilmente lo mejor es hacerse con una tabla más pequeña, que puedes encontrar en los longboards sin la necesidad de pasar a los skates.

Al ser más grandes que los skates se pueden montar baterías más grandes, que ofrecen una mayor autonomía, pero también otros elementos. ¿Se te ocurre algo? ¿Motores más grandes quizás? Exactamente. Son más pesadas las tablas y también soportan a personas más grandes, por lo que se necesita de mucha más potencia. Si no alcanzas el máximo de peso que soportan, vas a poder moverte a una gran velocidad, ¡algunos modelos alcanzan los 60 kilómetros por hora!

Si eres una persona a la que le gusta recorrer la ciudad en su tabla, tienes que hacer recorridos muy largos o no tienes tiempo para cargar la batería de medio de transporte, un longboard eléctrico es algo a tener muy en cuenta. Eso sí, el tamaño que tienen puede ser muy comprometedor para muchos, tanto para guardarlo en casa como por el hecho de tener que llevarlo encima en el trabajo o instituto cuando no vas montado en él.

En AlLio tenemos dos modelos muy interesantes que pueden ser perfectos si buscas tablas con una gran estabilidad. Por una parte tienes el M1 que te ofrece una autonomía correcta y un tamaño ‘contenido’ para controlar tu tabla sin problema alguno. Por otra parte, si quieres la mayor estabilidad y no te importa tener un longboard de un tamaño un poco más grande, puedes optar por el M1 Plus. Cuenta con mucha más potencia y una autonomía que te permitirá recorrer hasta 25 kilómetros sin tener que recargar la batería.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados