Skate eléctrico vs patinete eléctrico, ¿cuál te conviene?

Skate eléctrico vs patinete eléctrico, ¿cuál te conviene?

Dec 03 , 2021

0 Comentarios

Partner Allio

Pérdida de tiempo, incomodidad, estrés y otras muchas causas han hecho que miles de personas dejen a un lado el coche. ¿El sustituto? Para un gran número de personas el paso lógico ha sido el patinete eléctrico. Durante los últimos años ha dado mucho de qué hablar, ofreciendo muchas ventajas frente a los coches, pero también algunos problemas a los usuarios. Pero aprendiendo de todos esos problemas está llegando a las calles otro medio de movilidad muy llamativo: el skate eléctrico.

Su nombre ya los diferencia a uno y a otro, uno es un patinete y otro un skate. Dejando de lado su forma, cuáles son las diferencias entre uno y otro y, aún más importante, ¿cuál te conviene a ti según tu estilo de vida?

Patinete eléctrico, el rey de las calles

Desde su lanzamiento el patinete eléctrico ha ido ganando adeptos. Un modo distinto de moverse por la ciudad, sin atascos, con total libertad y sin esfuerzo. Es un buen sustituto a la bicicleta eléctrica, que si bien es más cómoda al poder ir sentado, no se lleva algo tan grande encima y pesado que cuesta mover, además de que es mucho más económico.

Los patinetes eléctricos permiten la movilidad de forma ecológica y libre, haciendo uso de algo que es fácil de mover y no pesa demasiado, además de que es muy sencillo encontrar un lugar donde dejar aparcado el patinete.

Tienen muchas bondades pero no todo son pros para los patinetes eléctricos. También tienen algunos puntos negativos que hay que tener muy en cuenta. Ocupan mucho menos espacio que las bicicletas y su peso es bastante menor, pero aún así siguen siendo algo aparatosos, especialmente aquellos que no se pliegan. Otro punto a tener muy en cuenta es que, si bien es muy fácil dejarlos en cualquier sitio, los robos de patinetes eléctricos están a la orden del día por lo que hay que tener mucho cuidado con ello. Sus puntos fuertes en el transporte y la facilidad de aparcarlos se convierten también en un problema puesto que es fácil dejarlos desatendidos y no es complicado que alguien “se lo lleve”.

En cuanto a su manejo, requieren de cierto aprendizaje pero es muy fácil hacerse a ellos. Ofrecen muchas sensaciones, para lo bueno y para lo malo, y es que la mayoría de los patinetes no cuentan con suspensión que amortigüe los golpes que puedan sufrir las ruedas y los resaltos que haya en la calle, todos esos movimientos los notarás en tus manos al utilizarlo.

Pros Contras
  • Se pueden dejar en cualquier sitio
  • Buena autonomía en general
  • Facilidad de transporte
  • Amplio rango de precios
  • Pocos modelos con suspensión activa
  • Pueden llegar a ser bastante pesados
  • Repuestos caros y muchas piezas que pueden estropearse 

     

    Skate eléctrico, el próximo al trono

    Facilidad de transporte, libertad para moverse, una buena autonomía, son algunos de los aspectos positivos que hemos visto del patinete, ahora coge sus puntos fuertes y llévalos a un nuevo nivel. Eso es lo que hace el skate eléctrico

    Los skates o longboards eléctricos cuentan con las bondades de los patinetes con un poco de mejora. Son mucho menos voluminosos que los patinetes, especialmente aquellos que no se pliegan. También es mucho más fácil transportarlos ya que son mucho más ligeros y, al fin y al cabo, tan solo tienes que mover tu tabla, sin tener que preocuparte por la empuñadura (¡no te golpearás más con el patinete!). Gracias a ello puedes llevarlo encima a cualquier sitio, no ocupan prácticamente espacio.

    Cuando se habla de comodidad el skate eléctrico puede tener puntos a favor y en contra. Las ruedas más anchas y blandas, así como los bushings, absorben los golpes que sufre la tabla y reduce drásticamente las vibraciones. La gran superficie de la tabla del skate eléctrico también lo hace muy estable, por lo que ir montado en él es muy sencillo. Dejando eso de lado, el principal punto en contra es que el manejo es completamente con los pies, por lo que aprender a moverse con él puede ser algo más complicado frente a la facilidad del manillar de los patinetes.

    La autonomía también puede ser un punto controvertido. Por lo general la potencia de los skates eléctricos es algo menor a la de los patinetes. Esto hace que aunque tengan una batería mucho más pequeña su autonomía no sufra en la misma medida. ¿Entonces tienen la misma autonomía los longboards o skates eléctricos que los patinetes eléctricos? Lo cierto es que no, puesto que los patinetes tienen una mayor superficie para colocar las baterías, lo común es que éstos últimos puedan utilizarse en trayectos más largos. Pero todo se reduce a los modelos que se comparen puesto que hay patinetes con poca autonomía y skates capaces de hacer varias decenas de kilómetros sin problema alguno.

    ¿Qué sucede en el caso de que falle algo del skate? Su construcción es muy similar a la de un skate tradicional por lo que las piezas son fácilmente reemplazables y se encuentran en prácticamente cualquier sitio. ¿Quieres colocar ruedas más adecuadas al terreno por el que te mueves? ¡No hay problema! En muchos modelos las ruedas se pueden cambiar de forma sencilla y se ofrecen todo tipo de opciones alternativas que se adaptan a los distintos tipos de terrenos por los que se pueda pasar. En el caso de que se haya roto algún componente eléctrico, es importante ponerse en contacto con el fabricante y hacer uso de la garantía en el caso de que aún dispongas de ella.

    Pros Contra
    • Comodidad de transporte
    • Mejor estabilidad
    • Puedes guardarlo en cualquier sitio
    • Piezas fácilmente reemplazables y en abundancia
    • Piezas intercambiables
     
    • Curva de aprendizaje ligeramente más compleja
    • Menor autonomía frente al patinete
    • Falta de soporte para las manos

     

    La decisión final recaerá en función de qué priorizas. Si dispones de espacio para poder dejar el patinete donde no tengas que preocuparte por que lo roben, así como el trayecto que realices no tenga suelo muy abrupto, quizás lo tuyo sería el patinete eléctrico. 

    Si quieres liberar tus manos, disfrutar de mayor movilidad, fiabilidad, reparaciones más sencillas y un transporte increíblemente sencillo, entonces el skate eléctrico podría interesarte algo más.


    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados