El skate eléctrico y el transporte ecológico, ¿por qué es el futuro?

El skate eléctrico y el transporte ecológico, ¿por qué es el futuro?

Jan 03 , 2022

0 Comentarios

Partner Allio

Te montas en tu coche, o en el de tus padres, y comienzas camino. ¡Vaya, un atasco! No, por ahí no se puede girar, por ahí tampoco. Es algo muy común en las ciudades, atascos, calles cortadas, problemas para aparcar. Los coches son una buena forma de moverse de un pueblo a otro, o cuando se tienen que hacer bastantes kilómetros dentro de la ciudad, pero para moverse en distancias cortas pueden ser un verdadero incordio.

Para tomar el testigo poco a poco llegan otras opciones, y muchas de ellas están haciendo uso de la electricidad para funcionar. A nadie le gustaría pasarse el día pedaleando o impulsándose y sudar todo el día, por esa razón poner un motor eléctrico a una bicicleta o un skate es tan popular hoy en día.

El skate eléctrico poco a poco se va haciendo un hueco en las casas de mucha gente y, a medida que el mundo en general está inclinándose hacia la movilidad ecológica, muchas más personas van a optar por opciones menos contaminantes para moverse, así como por otras que les permitan moverse más cómodamente. A quién le gusta pasar el día atascado en una fila de coches, ¿verdad?

Si tu aún no te has hecho con un monopatín eléctrico, una bicicleta u otro medio de transporte que te facilite el moverte por la ciudad de forma sencilla y, además, no arroje CO2 y otros gases contaminantes al aire que todos vamos a respirar, aquí tienes algunos motivos por los que quizás deberías comenzar a planteártelo.

El petróleo es cosa del pasado

¿Te suena la palabra transición ecológica? En España existe el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, un ministerio entero dedicado a la lucha contra el cambio climático y a desarrollar y llevar a cabo la adopción de, entre otras cosas, energías limpias.

Cada vez más vemos como los coches se ven más limitados a la hora de acceder a los centros de las grandes ciudades. Estos espacios poco a poco se están convirtiendo en zonas destinadas principalmente para peatones y pequeños vehículos, tanto en las grandes ciudades como en otras más pequeñas e incluso en pueblos.

¿Esto quiere decir que van a cerrar todas las calles al tráfico? ¡Para nada! Las calles van a seguir ahí, y nosotros podremos disfrutar de ellas, pero no todos. Los coches que más contaminan ya tienen prohibida la entrada a distintas zonas de grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Sólo pueden entrar los coches poco contaminantes en CO2 y Nitrógeno, todo para dar paso a los coches eléctricos.

El petróleo es cosa del pasado y no sólo muchas ciudades lo están haciendo ver, sino que en muchos países están adoptando medidas similares, o apuestan por potenciar otros medios de transporte menos contaminantes. Un claro ejemplo es Holanda, si haces una visita intenta contar cuántas bicicletas ves en 5 minutos, ¡te van a faltar dedos para contarlas!

Skates y longboards eléctricos frente a los coches

Dejando de lado el hecho de que poco a poco se evita que entren los coches de gasolina a los centros de las ciudades, existen muchos proyectos para cerrar cada vez más calles a los coches y motos. ¡Es el momento perfecto para hacerse con un monopatín eléctrico!

Mientras que muchos vehículos personales no pueden entrar en muchas zonas, tú puedes acceder a todas ellas con un skate o longboard eléctrico, sin restricción alguna. Junto con las bicicletas eléctricas, los monopatines se van a convertir en una de las formas de desplazarse dentro de la ciudad favoritas de muchos, eso es lo que esperamos.

Cuando no se necesita transportar nada y simplemente nos tenemos que mover de un lugar a otro, los skates son una opción increíble, especialmente las versiones eléctricas con las que ya no tenemos siquiera que impulsarnos.

Beneficios del transporte eléctrico

Reducir la huella de carbono y salvar el planeta son beneficios más que de sobra para que pensemos en pasar a un transporte eléctrico. Pero existen muchos beneficios además de estas dos razones de peso para pasar a utilizar un transporte personal eléctrico. Estas son algunas de ellas:

  1. Costo mínimo para desplazarse. El precio del skate y la electricidad para cargarlo.
  2. Es increíblemente fácil moverse por la ciudad con él.
  3. ¡Puedes bajarte en cualquier momento! ¿No te viene bien hacer 500 metros para poder dar la vuelta y girar hacia donde necesitas? Bájate del skate eléctrico, y haz los pocos metros que te hacen falta, en lugar de recorrerlos montando en la tabla.
  4. La duración de la batería de los modelos actuales permite desplazarse varios kilómetros, por lo que la distancia ya no debería ser un problema para muchos.
  5. ¡No más atascos! No tendrás que preocuparte por cualquier calle cortada o atasco para coches.
  6. Olvídate también de los problemas de aparcamiento.

Son sólo unos pocos motivos por los que, quizás, quieras tener en cuenta adoptar un longboard eléctrico o un skate para moverte por la ciudad, al menos en trayectos de unos pocos kilómetros.

Energías renovables para volvernos completamente verdes

¡Para producir la energía se contamina más! ¡No son ecológicos ni ayudan al medio ambiente! ¡Un skate eléctrico contamina más de lo que no contamina! Para el carro. Sí, en algunas ocasiones producir la electricidad con la que cargamos nuestro patinete eléctrico puede contaminar, y no poco. Pero existen muchas opciones para que esto no suceda.

¿Has oído hablar de las energías renovables? Sí, esas que son ilimitadas y no necesitan quemar nada. El sol, el agua y el viento son las principales. ¿Cómo, no sabes cómo funcionan? Te lo explico rápidamente.

Energía solar: A través de paneles, llamados fotovoltaicos, se puede absorber la energía del sol (que nos llega como calor) y convertirla en energía eléctrica. ¡Así de sencillo! Además, las placas no pasan frío, por lo que mientras el sol les llegue generarán energía, aunque esta pueda variar.

Energía eólica (la del viento): Nuestro país es increíble, tiene mucho campo y mucho viento, ¡y podemos hacer energía con él! ¿Has visto unos molinos blancos enormes en alguna montaña o campo? El viento mueve las palas de estos molinos y, a través de su movimiento y gracias a unas bobinas e imanes, se puede generar energía eléctrica.

Energía hidráulica (gracias al agua): De la misma forma que un molino de viento aprovecha el viento para generar energía, la energía hidráulica utiliza el agua para aprovechar su fuerza y generar electricidad.

Además de estas energías renovables, se están estudiando muchos otros procesos para generar energía que permitan no sólo obtener electricidad con una contaminación mínima, sino que absorben CO2 de la atmósfera para conseguir generar la electricidad.

Cuando consigamos que la energía que utilizamos para nuestro transporte sea mayoritariamente verde, por fin podremos hablar de una movilidad completamente sostenible.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados