Aprender a usar tu monopatín eléctrico

Aprender a usar tu monopatín eléctrico

Jan 10 , 2022

0 Comentarios

Partner Allio

¿Estás pensando en comprar un monopatín eléctrico? ¿Quieres unirte a la gran familia de skaters de tu ciudad? Tu primer paso después de haber comprado un skate o longboard eléctrico es aprender a montar.

De la misma forma que has tenido que aprender a montar en tu bicicleta vas a tener que aprender a usar tu monopatín eléctrico.

Para poder aprender a montar en skate eléctrico lo primero y principal es aprender la posición que tiene que tener tu cuerpo al colocarte sobre la tabla, y para ello deberás decidir si quieres montar goofy o regular, algo que depende de tu pierna dominante y de lo cómodo que te sientas al colocarte sobre la tabla. También vas a tener que acostumbrar a tu cuerpo, tanto al movimiento de la tabla y sus ejes, como a las vibraciones que tiene la tabla al montar y a los movimientos de las ruedas al desplazarte.

¿Estás ready para aprender a usar tu skate eléctrico? Voy a darte unos consejos que seguro te van a servir.

 

¿Goofy o Regular? ¿Tú cómo montas?

¿Usas tu pierna izquierda o derecha? De la misma forma que te puedes sentir más cómodo pateando un balón o saltando con una pierna, tienes que sentir la misma comodidad al montar en una tabla. En ocasiones puedes sentirte igual con ambas piernas, pero decidir cómo montarás es importante para mantener tu pierna dominante delante mientras aprendas a montar. Más adelante puedes cambiar y aprender a utilizar la otra pierna para dirigir la tabla.

La forma de montar depende de qué pierna es la que guía tu tabla, y se conocen como goofy o regular.

  • Goofy: El pie izquierdo se coloca delante en la tabla, y es el derecho el que se encarga de impulsarte.

 

  • Regular: La pierna derecha es la que se coloca delante en la tabla.

 

Cómo saber si eres goofy o regular

Ya sabes distinguir una posición de otra, pero, ¿cómo sabes cuál debes usar? Además de poder decidirlo por convicción, la pierna dominante se puede encontrar de forma muy sencilla. Aquí tienes dos ejemplos para que aprendas a descubrir tu pierna dominante.

Que te empujen por sorpresa

Pídele a algún amigo o familiar que te empuje, cuando menos te lo esperes. La pierna que pongas apoyes primero para equilibrarte es tu pierna dominante. También puedes inclinarte todo lo que puedas hasta que te vayas a caer (con las dos piernas juntas) y la pierna que pare tu caída será la dominante.

Ponte unos calcetines y deslízate

Mucho más divertido que lo anterior. ¿Alguna vez has probado a deslizarte? Si tienes un suelo de madera u otra superficie que deslice, ponte unos calcetines, corre un poco y… ¡déjate deslizar! La pierna que esté delante será tu pierna dominante.

Ahora que sabes cuál es tu pierna dominante ya sabes qué postura tienes que adoptar.

 

La postura ideal para aprender a montar en monopatín eléctrico

Saca pecho, mete la cadera, tira los hombros hacia atrás y mantén las piernas rectas. ¡Bien! Ya sabes cómo NO hay que montar en skate. La postura es importantísima a la hora de montar, y es el primer paso para aprender a usar tu monopatín eléctrico, incluso antes de decidir qué pierna va a guiarte en el skate.

La postura es muy sencilla, y se centra todo en mantener un buen equilibrio en la tabla. Si te pones tenso o estás exageradamente erguido no vas a poder amortiguar los movimientos de la tabla y vas a perder el equilibrio, no quieres caerte, ¿a que no? Nadie quiere caerse, pero para hacer una tortilla hay que romper algunos huevos (a no ser que sea vegana), por lo que tarde o temprano te caerás mientras aprendes a usar tu monopatín eléctrico y mejoras tu forma. ¿Quieres una recomendación? Utiliza casco, y si lo prefieres también puedes usar coderas, rodilleras y guantes, dicen que cualquier seguridad es poca, pero tú tienes que sentirte cómodo. Como mínimo, protege tu cabeza.

Vayamos con la postura. Tu torso ha de estar recto, pero relajado. Lo mismo sucede con tus piernas, que pueden estar rectas, aunque es muy recomendable que tengan una mínima flexión para que puedan moverse en el caso de que pases sobre un bache, una piedra o cualquier superficie que vibre. Tu cuerpo siempre va a estar mirando hacia un lado de la tabla, dependiendo de si has decidido montar goofie o regular, con una pierna que lidera y otra que te impulsa. La posición de las piernas en la tabla puede variar dependiendo del tamaño de ésta, pero siempre tienes que intentar estar lo más centrado posible y sentirte cómodo con la apertura de tus piernas.

 

¡Tiene un motor! Acostúmbrate a su potencia

¿Acostumbrarse a la potencia? ¿Son tan rápidos? ¡Absolutamente sí! Si te tiras por una pendiente con un skate tradicional puedes alcanzar velocidades que ni te imaginas, pero cuando tienes que impulsarte tú mismo es difícil alcanzar esa velocidad, al menos de forma constante. Los skates eléctricos tienen un motor integrado que te va a permitir montar sin esfuerzo y a una velocidad increíble. Nuestro M1 Plus alcanza unos nada envidiables 40 kilómetros por hora.

Nuestros skates y longboards eléctricos son increíblemente estables, por lo que ya de por sí no vas a tener que hacer mucho esfuerzo para trabajar tu estabilidad. Sin embargo, como sucede con todo lo que tenga ruedas y un motor eléctrico, hay que ser conscientes de su fuerza. ¿Has montado alguna vez en un coche, patinete, monopatín o una bici eléctrica? Todos tienen en común una cosa: si aceleras al máximo a tu cuerpo le va a costar seguirlo.

Nosotros no estamos diseñados ni acostumbrados a pasar del nada al todo en velocidad en un instante, por lo que tendremos que acostumbrarnos a ello o, en su defecto, regular qué tan rápido aceleramos. Verás que al principio te va a ser mucho más fácil acelerar poco a poco hasta que vayas todo lo rápido que quieras. Después de un tiempo montando tu cuerpo se va a acostumbrar a la potencia y se va a poner automáticamente en una posición que te mantenga con un buen equilibrio y los pies pegados a la tabla en todo momento.

Pero que te acostumbres a la potencia de tu tabla no sólo sirve para los acelerones. Cuando vas muy rápido cualquier movimiento puede ser decisivo. No quieres bajar una cuesta, corregir la dirección y que la tabla empiece a vibrar como si hubiera un terremoto. Cualquier movimiento se hace más grande mientras más rápido vas. De la misma forma que tienes que aprender a estabilizarte a una velocidad normal, tendrás que acostumbrar a tu cuerpo y a los músculos de tus piernas a corregir los movimientos muy sutilmente mientras más rápido montes.

 

¿Controles? Aprende a acelerar y frenar con tu monopatín eléctrico

Sí, es eléctrico. Sí, tiene un acelerador y como todo hay que aprender a usarlo. Además de poder moverte impulsándote con tus piernas, puedes usar el motor eléctrico para no tener que hacer ningún esfuerzo.

Para poner a funcionar el motor eléctrico tienes que utilizar el mando que incluyen algunos skates eléctricos. Es muy fácil de utilizar, puedes llevarlo en la mano y tiene un acelerador y un freno.

 

Algunos modelos se pueden controlar únicamente con distribuir el peso, hacia delante y detrás para poder acelerar y frenar. Si tiras tu peso ligeramente hacia delante acelera, y si lo haces para atrás deja de hacerlo, como si se tratase de un hoverboard.

 

Practicar y practicar hasta que sea natural

Somos vívidos creyentes de que la práctica hace al maestro, y no hay nada mejor para que puedas aprender a la perfección a usar tu monopatín eléctrico que montar y montar.

Hacer un pequeño paseo cada día en él te va a permitir no sólo acostumbrarte a moverte con él, sino también a todo lo que le pasa a tu cuerpo cuando recorres las calles de la ciudad. Las calles no son perfectas, hay piedras y otros objetos en el suelo y algunos paseos tienen adoquines con relieves que pueden no ser ideales para disfrutar de una experiencia idónea al montar en skate. Sin embargo, al pasar por estas superficies montado en tu skate eléctrico no sólo podrás comprobar el estado de la suspensión o los bushings, sino también acostumbrarás a tu cuerpo a las vibraciones que tan molestas te van a parecer al principio.

Poco a poco verás que usar un skate o longboard eléctrico es muy sencillo cuando tienes la base y ya podrás empezar a tejer y hacer movimientos llamativos y divertidos cuando uses tu tabla.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados